El Ciclo Del Agua: Toda la Información Que Debes Saber

Ciclo del agua

El planeta azul es uno de los nombres por los que se conoce al planeta tierra y se lo ha ganado gracias a la cantidad de agua que contiene el planeta; no obstante, pensaríamos que por esencia se refiere fundamentalmente  al agua en estado líquido que conforma todos los océanos que ocupan la mayoría de la superficie de la tierra; no obstante, el agua ocupa espacios del planeta en otros estados de la materia, es decir, de otras formas y esto se debe a el agua y su ciclo. 

El ciclo del agua  se refiere  a un proceso de transformación del agua como elemento que no tiene un punto inicial, ni tampoco un estado final. Es más bien la transformación constante del agua a distintos estados: pasando de líquido a gaseoso a solido y a líquido de nuevo. Simplificando a primera vista todo lo que es el ciclo del agua y sus etapas. 

En realidad, la información sobre el ciclo del agua es amplia y puede variar en su grado de complejidad. Así que podemos hallar información sobre el agua y su ciclo, hasta el ciclo del agua y sus etapas, o simplemente una infografía que no entra en mayores detalles, pero plasma bastante claramente cómo el ciclo es un estado continuo y que  se da naturalmente por el movimiento de la tierra y de todos los elementos dentro de ella. 

Este constante movimiento que mantiene el ciclo del agua se ve afectado; sin embargo, por un número de variables que condicionan los diferentes espacios y temporadas climáticas del globo terráqueo. Por esto, es que dentro la información del ciclo del agua debemos considerar que cada una de sus fases o etapas puede variar de un espacio a otro. 

Si bien el agua es el elemento de mayor importancia en el planeta tierra porque es requerido por todos los seres vivos, el ciclo del agua es su soporte para mantenerse, y, por ende, termina siendo uno de los ciclos elementales más importantes que se dan en nuestro planeta tierra, trae equilibrio en distintos ecosistemas y mantiene su estabilidad. Siendo así una de las columnas principales para sostener la estabilidad de los distintos ecosistemas del mundo. 

¿Qué es el ciclo del agua? Todo lo que necesitas saber

El agua y su ciclo pueden ser definidos como el ciclo hidrológico que explica la circulación del agua en la tierra, ahora, como mencionamos antes, esta circulación del agua en la tierra no refiere única y exclusivamente al agua líquida. 

El ciclo del agua y sus etapas son parte de un ciclo biogeoquímico, ya que el agua pasa por una serie de transformaciones físicas como reacción ante la presencia de calor o frío además de distintos desplazamientos, lo cual hace que el agua pase por estados líquidos, sólidos y gaseosos. Pues bien, estos cambios por los que pasa el agua conformarán lo que es el ciclo de agua y sus etapas

Ahora bien, esta transformación constante en los diferentes estados físicos que puede tener el agua es algo continuo y repetitivo, que, si bien puede modificarse o verse alterado por situaciones meteorológicas o por la contaminación tanto del aire como del agua, no deja de ocurrir y desplazarse por todo el planeta. 

Así que la información sobre el ciclo del agua se divide según sus diferentes etapas y recorrido por la hidrosfera que la permite estar disponible en distintos estados como en fuentes líquidas como mares o ríos, a pasar a su estado sólido en glaciares y gaseoso en el vapor de agua. 

¿Qué es el ciclo del agua?

Para hablar del ciclo del agua de manera ordenada tenemos que partir de un principio aun cuando el mismo ciclo no tenga un principio como tal, debido a que la presencia del agua en el planeta no corresponde a un estado físico específico en determinado momento. Así que para dar la información sobre el ciclo del agua de manera adecuada solemos pensar primero en los océanos y el agua líquida que encontramos en la superficie del globo terráqueo.

No obstante, el agua que esta almacenada en los océanos no es toda el agua que participa en el ciclo del agua, esto se debe al movimiento de las corrientes del agua del océano y también a las condiciones meteorológicas. En periodos como las glaciaciones un gran porcentaje del agua quedó  congelada en diferentes glaciares, esa agua no será parte del movimiento continuo del ciclo del agua.

En contraste de esos periodos con la actualidad, es la clara evidencia del calentamiento global lo cual ha causado un mayor porcentaje de vapor de agua, disminuyendo los niveles usuales del agua en diferentes fuentes de agua superficiales, entre esas los océanos. 

Por lo general, el agua de los océanos y en otras fuentes de agua superficiales se evapora hacia el cielo como vapor de agua. Este vapor de agua se eleva a partes altas de la atmósfera por medio de varias corrientes de aire; sin embargo, entre más se sube en dirección a la atmósfera la temperatura desciende cada vez más, lo cual obliga a que el vapor de agua pase por una transformación en su estado físico.

El vapor de agua enfrentado a bajas temperaturas se empieza a condensar y así es que se empiezan a formar las nubes. Ahora bien, sabemos que las nubes están en constante movimiento por distintas corrientes de agua y  debido a esto en algún momento las partículas de las nubes colisionan unas con otras lo cual genera su crecimiento hasta que se produce la precipitación. 

Ahora la precipitación tiene diferentes estados. En algunos casos en el ciclo del agua el momento de precipitación pueden generar nieve la cual cae y se acumula en capas de hielos sobre glaciares o picos montañosos, sitios en los cuales el agua puede permanecer congelada durante años, e incluso siglos. 

Sin embargo, en otros territorios cuando pasamos de tiempos con temperaturas bajas y llega la primavera, toda la nieve empieza a descongelarse. Esta agua de deshielo empieza a recorrer terrenos sólidos, puede que se filtre por el suelo hasta los acuíferos, como también que llegue a ríos, lagos y quebradas; no obstante, también puede llegar a causar inundaciones. 

Si bien, esto nos demuestra que el ciclo del agua y sus etapas son diversas y continuas, pero que marca diferentes recorridos que el agua puede tener sobre la tierra en distintos estados de la materia, y que aun cuando pasa a un estado líquido tras caer como precipitación o tras el proceso de descongelarse las capas de nieve no siempre vuelve al océano como podríamos imaginar. Sino que antes bien, puede llegar a fuentes de agua dulce, infiltrarse hasta llegar a los acuíferos que puede también en algún momento llegar a los océanos. 

Toda esta transformación del agua por diferentes estados de la materia es lo que conforma lo que conocemos como el agua y su ciclo. 

Etapas/Fases del ciclo

El agua y su ciclo se compone por distintas etapas, cada una de estas corresponde a un estado diferente de la materia física del agua. Es decir, que pasa por distintos estados físicos los cuales dependen enteramente de las condiciones externas con las que el agua se encuentra.  

Si bien, dentro de la información sobre el ciclo del agua podemos dividir en un principio en cinco etapas fundamentales: evaporación, condensación, precipitación, infiltración y transpiración; no obstante, el ciclo de agua y sus etapas pueden ser más complejas que estas cinco y pueden tener variaciones dependiendo de las fuentes de agua, movimiento y cambios climáticos. 

Así que pasemos a detallar aspectos principales de cada una de sus etapas y descubramos con la información sobre el ciclo del agua si hay más etapas aparte de las cinco que estamos habituados a reconocer.

El ciclo del agua y sus etapas: 

  1. La evaporación: Como ya mencionamos, el agua y su ciclo es por sobre todo la transformación del estado físico del agua, y en este primer punto, hablaremos del cambio del agua en su estado líquido al gaseoso.

    Por medio del proceso de evaporación del agua, está en forma de vapor ingresa a la atmósfera, brindando así toda propiedad de humedad que la atmósfera pueda tener.  La energía necesaria para romper los enlaces que mantienen las moléculas de agua líquida es brindad por el calor, generalmente.

    Aun así, este proceso de evaporación difiere si hablamos de agua que está congelada, por ejemplo. O, del momento en que el ambiente ya cuenta con un nivel de humedad al 100% que implica que la evaporación del agua no puede continuar porque el aire ya está en una condición saturada.

    Ahora bien, el agua que se evapora de los océanos es, en medio de todas las variables, la forma principal en la que el agua y su ciclo renuevan la cantidad de aire que hace parte del ciclo del agua y sus etapas. Ahora, ese gran porcentaje de agua que se evapora, retorna a la tierra en forma de precipitaciones; sin embargo, no vuelve al mismo lugar.
  2. El agua en la atmósfera y la condensación: El agua que ha pasado por la evaporación y se eleva a la atmósfera se aposenta en esta de dos maneras: como humedad o como nubes. Si bien, la atmósfera no es el almacenador principal de agua, si es uno bastante importante.

    En la atmósfera, aun cuando no hay presencia de nubes, habrá vapor de agua y pequeñas gotas de agua en la misma, lo que ocurre es ante el aumento de la cantidad de vapor de agua y luego agua condensada que poco a poco armará nubes, o incluso en otras ocasiones neblina.

    Con todo, consideremos ahora la condensación que es la etapa siguiente del ciclo del agua. En este momento el agua pasa de vapor de agua a conformar las nubes, pasando de estado gaseoso a líquido, es decir, un proceso inverso a la etapa anterior, esto es debido a que a medida que sube baja la temperatura a causa de la presión del aire.

    A mayor altitud, hay menor cantidad de aire, por ende, menos presión de aire también, esto es lo que genera el enfriamiento del aire y ese proceso de enfriamiento genera una inversión de proceso, en la que de vapor de agua, volvemos a tener agua líquida. Las gotas de agua alojadas en las nubes se acumulan con el paso del tiempo, entre más oscura se ve una nube, mayor cantidad de agua tiene.
  3. La precipitación: dentro de la información sobre el ciclo del agua el momento de la precipitación es uno de los más conocidos, nos imaginamos todas las lluvias, lloviznas que hacen parte de nuestra cotidianidad.

    Sin embargo, ¿qué es todo lo que ocurre en la atmósfera y las nubes para generar el momento de precipitación? Y si el agua ya era líquida en las nubes, ¿qué transformación es la que ocurre en esta etapa del ciclo del agua?

    Cuando hablamos de precipitación no hablamos solo de lluvia, debemos incluir también aquí la caída de nieve, agua nieve y granizo. Ahora, lo que debemos aclarar es que hay una diferencia entre las gotas de agua lluvia, y las gotas de agua que conforman las nubes, las cuales son demasiadas pequeñas.

    El ciclo del agua y sus etapas se refiere siempre a estados distintos del agua, y este si bien tiene similitudes en cuando agua líquida, tienen propiedades diferentes, el tamaño en ese caso es una de las principales.

    Lo que ocurre es que las nubes se ven afectadas constantemente por las corrientes de aire y la presión de la misma, por esto las nubes cambian de forma constantemente, partes de ella se evaporan otras se condensan.

    En medio del movimiento, las nubes chocan entre sí, más precisamente las gotas de agua lo cual permite que se produzcan gotas de mayor tamaño, lo suficiente para causar la precipitación. Ahora, en áreas en que hay temperaturas bajas el proceso de condensación llega a un punto tal en que el agua pasa de un estado enteramente líquido a algo más sólido, de ahí que caiga nieve o granizo en algunos lugares y en determinadas épocas del año.
  4. La escorrentía superficial: dentro del agua y su ciclo se suele hablar de la infiltración del agua por terrenos hasta que llega a una fuente de agua superficial; no obstante, a lo que se refieren en realidad es a la escorrentía superficial, el recorrido del agua precipitada sobre el terreno.

    El agua de lluvia que se escurre por los terrenos de manera superficial encuentra primero ríos, lagunas, entre otros cuerpos de agua superficial. Ahora bien, un alto porcentaje del agua que cae en el suelo es absorbida, pero el porcentaje que no suele ir cuesta abajo camino a alcantarillas y canales hasta llegar a ríos u otras fuentes de agua.

    Ahora no cabe duda que este proceso dentro del ciclo del agua y sus etapas se verá afectado según las condiciones de los espacios afectados por la lluvia, la topografía del terreno y condiciones meteorológicas. Así que solo una parte del agua que cae con las precipitaciones o se deshiela en cambio de estación realiza este recorrido. ¿Qué pasa con el resto de porcentaje del agua?
  5. Infiltración del agua: como vimos en la información sobre el ciclo del agua hay un porcentaje de la que cae en forma de precipitación que no viaja en la escorrentía hasta llegar a los ríos, mares y océanos. Ese porcentaje restante se filtra por el suelo a las rocas porosas que conforman la tierra.

    En este proceso de filtración por el suelo es que el agua llega a pozos en los que se forman y se  mantienen lo que hoy conocemos como acuíferos. Toda agua subterránea fue en un momento agua de precipitación.

    Aun así, buena parte del agua que se infiltra en el suelo debido a movimiento tectónico suele llegar de nuevo a ríos u otras fuentes superficiales de agua, retornando de esta manera al ciclo del agua y sus etapas. Tanto si el agua viaja por el suelo y alcanza los más profundos acuíferos o si logra volver a la superficie fluvial estaríamos hablando aquí de la circulación subterránea del agua.
  6. Transpiración del agua: Esta es una de las etapas del proceso en las cuales se ven incluidos los procesos químicos realizados por seres vivos, tales como las plantas, más exactamente hace alusión al proceso mediante el cual el vapor de agua se desprende de las plantas.

    Se estima que un 10% de la humedad de la atmósfera es causada por la transpiración del vapor de agua por parte de las plantes, y una vez que está en la atmósfera este vapor se podrá juntar con el demás, siendo una parte más del ciclo del agua.

Importancia

La importancia del agua y su ciclo puede ser analizada desde varios lugares, ya que es una radiografía del movimiento del agua por todo el mundo. Expone el estado del agua y su cantidad en diferentes ecosistemas, da cuenta del estado meteorológico en diversos espacios, lo cual indudablemente expone claramente en qué situación se encuentra el medio ambiente

Pero, más allá de lo que el ciclo del agua y sus etapas nos puede decir sobre cómo se encuentra el mundo, lo que es esencialmente fundamental es que tiene una función transversal en mantener vivos  y equilibrados los distintos ecosistemas que existen en el planeta Tierra. 

La acción humana puede afectar directamente la fluidez del ciclo del agua, ya sea por el aumento en la contaminación que ha afectado los niveles de temperatura, el estado del agua, incluso las construcciones y movimientos que han afectado el orden de distintos ecosistemas modificando así partes del ciclo del agua. 
Hay un alto grado de responsabilidad humana sobre lo que son los comportamientos naturales, la información sobre el ciclo del agua pareciera indicar que este funciona por sobre todas las cosas sin importar qué hagamos; no obstante, el desperdicio de agua, evitar que siga su movimiento habitual entre suelos y fuentes superficiales de agua dulce pueden afectar el ciclo del agua. Es importante reconocer que es un recurso finito y que no debe ser mal gastado ni contaminado. 

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacioVolver a la tienda

    ¿Necesitas ayuda?

    Agrega tu teléfono aquí y te contactaremos en brevedad

    Icono de soporte para personas que necesitan ayuda en la tienda
    × ¿Cómo puedo ayudarte?