Lluvia Ácida: Consecuencias y Peligros Que Genera Día a Día

Lluvia Ácida Consecuencias y Peligros Que Genera Día a Día

La lluvia acida que es considerada como un resultado de la contaminación desde hace ya varios años es un término que se dio a conocer anteriormente y preocupó a buena parte de la comunidad en diferentes partes del mundo. Sin embargo, es un tema que no se siguió tratando ampliamente y se dio como otro tipo de contaminación del agua. 

No obstante, podríamos hacer un recorrido para comprender qué es la lluvia ácida, cómo surge y qué consecuencias y efectos puede tener sobre nosotros y sobre nuestros ecosistemas. Comprender de esa manera las diferentes causas de la lluvia acida también podrá ser de gran ayuda para entender a fondo cómo surge este tipo de contaminación del agua y qué podemos hacer frente la misma. 

La lluvia acida que es clasificada como un tipo de contaminación se deriva de un problema fundamental: la contaminación del aire. Se explica este tipo de contaminación cómo un problema de polución que afecta directamente la calidad del aire. Más exactamente es un problema que se produce en la atmosfera, sitio en el cual se produce una reacción química entre diferentes gases. 

Para ser exactos, entre los gases químicos que se encuentran en la atmósfera que producen la alteración de la calidad del aire podemos nombrar el dióxido de azufre (SO2) y los óxidos de nitrógeno (NOx), estos dos tipos de gases reaccionan al oxígeno y se disuelven en lo que será el agua de lluvia, y así produce un agua de lluvia acidificada. Es decir que la lluvia acida que es el resultado de la contaminación del aire se puede explicar como la acidificación del agua de lluvia, lo que va generar consecuencias en el lugar que caiga dicha agua de lluvia acidificada. 

Las consecuencias de la lluvia acida implican una alteración y daño en lugares más allá de su sitio de origen, es decir, el movimiento de las corrientes de aire traslada los gases contaminantes o las nubes que serán lluvia ácida a otros territorios que pueden estar menos contaminados al lugar de origen, y, aun así, verse directamente afectados por las consecuencias de la lluvia acida. 

Entonces, si partimos de que la lluvia ácida es una alteración de la lluvia, debido a la polución del aire mediante una reacción química producida por los gases como el dióxido de azufre y los óxidos de nitrógeno, que será descargada en diferentes lugares del planeta, tenemos un problema de contaminación complejo que como efecto principal va traer una acidificación del medio. 

Sin embargo, qué efectos tiene la lluvia acida, es decir, ¿qué es la acidificación del medio? cada ecosistema cuenta con un estado natural en el cual su aire, su agua, temperatura y todo índice que lo conforma se encuentra dentro de los parámetros exactos para que la vida se mantenga y siga produciéndose a lo largo del tiempo, cuando uno de los valores que conforma dicho ecosistema se ve alterado se producirán automáticamente una serie de efectos y consecuencias que modificarán las condiciones de vida dentro del nicho o ecosistema. 

Es por esto que la lluvia acida que es un problema de polución, es también un problema transfronterizo que afecta directamente paisajes o ecosistemas que se encuentran alejados del punto de origen de la contaminación que produce la lluvia acidad. Por ende, las consecuencias de la lluvia acida suelen traer grandes impactos en diferentes lugares en comparación a los núcleos de las causas de la lluvia acida. 

Las causas de la lluvia acida recaen en la contaminación del aire de ciertos puntos específicos que sobrepasan niveles de producción de gases invernaderos que reaccionan en la atmósfera y serán llevados a kilómetros de su lugar de origen, lo cual vuelve a enfatizar lo importante que es trabajar sobre la contaminación de cada país que sin considerarlo está afectando otras zonas del planeta en el que vivimos. 

¿Qué es la Lluvia Ácida? Causas, Efectos y Peligros

La lluvia acida que es clasificada como un resultado de la polución del aire puede ser ignorada ya que no genera un impacto directo y rápido sobre el ser humano y su salud. Sin embargo, que su efecto sobre la vida humana no sea directo, no implica que sea menos peligroso o que requiera menos atención, solamente ubica este problema de la contaminación en un nivel mucho más complejo. 

Este fenómeno dentro de la polución actual causa una acidificación del medio, es decir, una de las principales consecuencias de la lluvia acida es que el medio entre en un proceso de acidificación por medio del cual se generan los efectos que tiene la lluvia ácida sobre los suelos, la vegetación y los cuerpos de agua, y al ocurrir esto es que empezamos a notar sus efectos directos sobre la vida de la población del lugar afectado. 

Los efectos que tiene la lluvia acida han sido documentados en diferentes partes del mundo, lo cual categoriza a la lluvia acida como un problema que afecta regiones más allá de su sitio de origen, implicando así el desplazamiento del agua y la contaminación que contenga por largas distancias. Por esto mismo, varios países que no producen un alto nivel de contaminantes se ven directamente afectados por las consecuencias de la lluvia ácida. 

No solamente afectando así sus suelos y ecosistemas enteros, sino trayendo efectos que tiene la lluvia acida sobre su población. La acidificación del medio, implica la acidificación del suelo que afectará la producción de cultivos, la acidificación del agua que si no es debidamente tratada tendrá consecuencias directas sobre la salud y el cuerpo de la población que viva en dicho entorno que enfrenta los distintos efectos que tiene la lluvia ácida. 

Las causas de la lluvia acida pueden rastrearse a principios del siglo XX, gracias a diversas investigaciones realizadas, incluso a publicaciones realizadas a final del siglo XIX que se preocupaban por el estudio del aire, la lluvia y la química dentro de la climatología, esto debido al desarrollo y avance industrial en diferentes zonas, en las que se empezó a evidenciar una acidificación del medio y cómo varias plantas estaban siendo afectadas por esto mismo. 

Aunque las causas de la lluvia acida se estudiaron desde el principio de siglo evaluando las claras consecuencias de la lluvia acida sobre la vegetación y el suelo que se acidificaron con el paso del tiempo y las lluvias, no fue sino hasta los años cuarenta que aumentaron dichas investigaciones y empezaron a tomarse con más seriedad. 

Los peligros de la lluvia acida son invisibles a primera instancia, no obstante, los efectos que tiene la lluvia acida son el origen de una cadena alarmante de consecuencias que afectarán a gran escala la salud de poblaciones enteras y así mismo, de toda la biodiversidad que se vea afectada por la lluvia acida. Es decir, que si bien no podemos hablar de la consecuencia directa sobre nuestra salud, por dar un ejemplo, no podemos negar que las consecuencias de la lluvia acida sobre los ecosistemas, mejor dicho, la acidificación de los espacios que habitamos implica directamente una acidificación de o que consumimos y respiramos, por ende, podemos traer la acidificación de nuestro metabolismo y nuestro cuerpo como un efecto que tiene la lluvia acida a largo plazo y si no es posible de descubrir medidas que permitan disminuir este fenómeno. 

 ¿Qué es la lluvia ácida?

La lluvia acida que es el resultado directo de la contaminación atmosférica. Producida concretamente por los gases causados por la quema de combustibles, tales como el dióxido de azufre y los óxidos de nitrógeno que reaccionan a la presencia de oxígeno en el aire y en el vapor del agua, que será agua de lluvia.  Esta reacción resulta en la producción de ácido que termina sobre la superficie terrestre luego de las precipitaciones, es decir, como consecuencia de que el vapor de agua se ha acidificado y cae con la lluvia. 

Como clara consecuencia de la lluvia acida, es decir, de la precipitación de este vapor de agua acidificado, podemos notar efectos que tiene la lluvia acida en los suelos y aguas superficiales acidificadas lo cual trae graves resultados sobre los ecosistemas terrestres, e incluso, en los acuáticos. Así que, como tal, supone un peligro para las vidas de los seres vivos que sean parte de dicho ecosistema. 

Otra forma de definir la lluvia acida es por medio de la evaluación de la calidad de la lluvia, y con esto, nos referimos exclusivamente a los niveles de ácido sulfúrico y ácido nítrico que esta contenga. Ya que estos dos tipos de ácidos son producidos como resultado de la reacción química entre los gases causados por diferentes fuentes de polución y el oxígeno que se encuentra en la atmósfera. Por ende, una lluvia con cualquiera de estos dos ácidos clasificaría como lluvia acida, más si contiene altas niveles de ambos ácidos. 

¿Cómo se produce?

Las causas de la lluvia acida pueden rastrearse a las fuentes que generan la contaminación del aire o la contaminación de la atmósfera. Sin embargo, dichas causas no se refieren única y exclusivamente a alteraciones del aire creadas por la contaminación producida por la quema de combustibles u otros efectos producidos directamente por la obra del hombre. Existen fenómenos naturales que también pueden traer como consecuencia a la lluvia ácida. 

Para nombrar algunos eventos naturales que pueden ser causas de la lluvia acida podemos incluir las erupciones volcánicas, incendios naturales, relámpagos, terremotos y entre otros procesos microbianos, incluso. Todos estos procesos que producen efectos químicos realizan una liberación de dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno a la atmósfera. Sin embargo, estos fenómenos naturales han sido parte de la naturaleza de nuestro planeta por millones de años, y aunque pueden ser causas de la lluvia ácida han sido parte de las transformaciones que el planeta tierra ha atravesado para modificar las condiciones climáticas y de sus ecosistemas para seguir albergando la vida. 

Entonces, ¿cuáles son los causantes de la lluvia ácida que es la causa de un desequilibrio de las condiciones de los ecosistemas volviéndolos ácidos, destruyendo así su capacidad de sostener la vida? Pues bien, es aquí donde incluimos las consecuencias de la mano del hombre sobre la explotación de diferentes recursos naturales. Buena parte de la industria creada por el hombre desde la revolución industrial depende de la quema de combustibles y del uso de energía, por medio de centrales construidas para producir energía. Estas son una de las fuentes principales de dióxido de azufre y óxido de nitrógeno, aun así, no son las únicas.

Otra de las fuentes más peligrosas y más usadas por un gran porcentaje de la población son los vehículos a motor, que, si bien su funcionamiento se basa en la quema de combustible, lo ha multiplicado y llevado a demasiadas regiones del mundo. Y, como tal, su uso excesivo aumenta radicalmente los niveles de estos gases que son parte fundamental de las causas de la lluvia ácida. 

No obstante, existe otra fuente que produce a gran escala amoniaco, sustancia generada a partir de la descomposición de materia orgánica. Podría pensarse como un resultado natural tras la muerte de diferentes animales o seres vivos en general. Sin embargo, la sobreproducción dentro de la industria ganadera ha elevado de manera exagerada los niveles de amoniaco liberados a la atmósfera, contribuyendo directamente a la polución del aire y trayendo, así como consecuencia la lluvia acida. Esta industria es una de las más nocivas y de las que menos se suele exponer los daños ambientales que causa. 

¿Por qué se produce?

Ahora bien, una vez estas fuentes liberan gases excesivos a la atmósfera ¿qué ocurre? estos gases son desplazados, y asea entre las corrientes de vientos como transportados una vez que se disuelven en el aire o el vapor del agua, llegando así a zonas en las cuales no se produce este tipo de contaminación, o no está en el mismo nivel de contaminación de dónde fueron producidos. 

Dichos gases, ya sea amoníaco, dióxido de azufre y oxido de hidrógeno, se oxidan al entrar en contacto con el oxígeno en la atmósfera y producen así ácido sulfúrico y ácido nítrico, los cuales pasan a mezclarse con el vapor de agua y las que serán las gotas de agua que caerán sobre la superficie terrestre mediante la lluvia, que ahora se habría transformado en lluvia acida. 

Científicos como B. Ulrich, pedólogo especialista en suelos forestales, y el científico P. Schütt confirmaron a través de estudios que las principales causas de la lluvia ácida es la presencia de dióxido de azufre y óxido de nitrógeno. Ya que hoy conocemos claramente las fuentes directas que producen este tipo de gases, se puede esclarecer cada vez más por qué se produce y cómo se produce la lluvia ácida. 

Consecuencias de la lluvia ácida

Las consecuencias de la lluvia acida son notorias sobre el entorno que nos rodea. Sobre todo, se podrá evidenciar en la calidad del agua de diferentes fuentes de agua superficiales, tales como ríos, lagos, arroyos, pantanos y otros tipos de fuentes acuáticas. Incluso, si consideramos que el agua se filtra por las superficies, la lluvia ácida que cae sobre superficies terrestres puede llegar a distintos acuíferos. 

Esta alteración en la calidad del agua trae como consecuencia un incremento en la toxicidad del ambiente, tanto del agua misma como del suelo, la vegetación que hace parte de dicho entorno. Esto, por ende, trae directas consecuencias sobre los animales que viven allí, por ejemplo, en el caso de un río todo animal que haga parte de él se verá afectado por la alteración que ha sufrido el agua, incluso podrá perderse parte de su biodiversidad. 

Ahora, consideremos que esto no ocurre solo en ríos pequeños cercanos a las zonas que liberan dichos gases a la atmósfera, sino que estas consecuencias pueden verse a gran escala sobre mares y a kilómetros del sitio de origen de los gases que causan la acidificación del vapor de agua. Un claro ejemplo de esta situación está en Europa, más precisamente, en el desastre ecológico que vive el Mar menor, que es una de las lagunas saladas del continente. 

Por otro lado, las consecuencias de la lluvia acida sobre los bosques o distintos tipos de vegetación que está expuesta a este fenómeno también es notoria, se ve en sus partes verdes que se sufren de abrasión, que incluso no alcanzan un desarrollo completo, la plata queda visiblemente debilitada y propensa a sufrir a causa de parásitos. Esto implica la muerte de grandes masas vegetales que pueden verse en peligro debido a su incapacidad de absorber agua para nutrirse y funcionar debidamente. 

Esta alteración en el funcionamiento de la vegetación de la zona expuesta a la lluvia acida trae mayores consecuencias que sería la disminución considerable de la vegetación, y de la mano, el peligro para la biodiversidad de la región afectada por la lluvia acida. 

Efectos de la lluvia ácida

Los efectos que tiene la lluvia acida dependen de diferentes variables que se deben de evaluar científicamente para evidenciar de manera correcta las distintas consecuencias que puede enfrentar determinado tipo de ambiente ante la lluvia acida. Algunas de esas variables son:

  1. Las características de la zona afectada: esto incluye sus características climáticas, su topografía, zonas acuáticas y terrestres, mejor expuesto, todo tipo de característica que pueda influir en el comportamiento y presencia de animales y plantas en la región, y su reacción ante diferentes entes contaminantes.
  2. Las transformaciones químicas desencadenadas que han afectado la región, y las que ocurren naturalmente en ella.
  3. El grado de sensibilidad del ecosistema en cuestión, esto incluye la sensibilidad de los microrganismos que habiten allí, hasta la sensibilidad de plantas y animales, de igual manera, cómo desarrollan sus relaciones ecosistémicas.
  4. Se debe esclarecer la carga de contaminantes antrópicos y contaminantes naturales para comprender el funcionamiento y los niveles de polución del ecosistema en sí.
  5. Los grados que se han estipulado para controlar la emisión de contaminantes primarios y cuáles son sus procesos de combustión. 

Es imperativo incluir que los efectos que tiene la lluvia acida pueden ser analizados desde dos frentes, en primer lugar, el efecto local que también se define con el termino de efecto microecológico, que estudia los efectos de la lluvia acida de distintas fuentes de emisión y otra que habla de su efecto global o regional. No obstante, si hablamos de los efectos que tiene la lluvia acida debemos hablar de la acidificación de diferentes ecosistemas. 

La acidificación de ecosistemas terrestres se vuelve evidente en la debilitación de la vegetación, afecta directamente el crecimiento de plantas recién nacidas, lo cual deja en un estado de vulnerabilidad a las plantas, que se vuelven proclives a sufrir de enfermedades o a ser víctimas de parásitos como algunos hongos o insectos. Uno de los problemas más graves que se ha encontrado en la vegetación expuesta a la lluvia acida es el cambio del calcio por aluminio intercambiable, esto genera con el tiempo sequías.

Poco a poco, las plantas van perdiendo sus capacidades para protegerse y mantenerse vivas, se van secando y junto a ellas el terreno también empezará a erosionarse. Esto poco a poco altera por entero todo tipo de vida que hace parte del ecosistema, empezando por pájaros que residen en los árboles de bosques expuestos a la lluvia acida. 

Por otro lado, cuando hablamos de la acidificación de los ecosistemas acuáticos, se notará que pierden la capacidad de neutralizar los ácidos, logrando así alterar la cantidad de iones que contiene el agua, lo cual trae como consecuencia el aumento de aluminio y otros metales pesados que puedan llegar a dichas fuentes de agua. Por ende, esta alteración del agua va a poner en peligro la vegetación y la fauna que sea parte de dicho ecosistema. 

Peligros de la lluvia ácida

Los peligros derivados de la exposición de diferentes ecosistemas naturales al agua acida se ven en la alteración del equilibrio de un ecosistema y las consecuencias de esta alteración que tienen un efecto en cadena que va de lo micro dentro del ecosistema y puede llevarlo a su destrucción lentamente. El gran ejemplo de esto es notar el efecto de la lluvia acida sobre los árboles. Dejándolos débiles, anulando su capacidad de absorber nutrientes y agua, alterando químicamente su composición, eliminando las capas que protegen sus hojas para que crezcan y fortalezca el árbol, poco a poco causando una debilitación del árbol hasta que deja de crecer. 

Si vemos esto a gran escala e imaginamos como un bosque frondoso y grande que nutre miles de vidas silvestres, nutre el suelo que puede llevar agua a acuíferos, o los arroyos y lagunas que hagan parte de dicho ecosistema, será inevitable que se desplome en cadena el ecosistema empezando por evitar el crecimiento de nuevos árboles, acidificando el estado del suelo y de las aguas que recorran el ecosistema, secándolo lentamente y destruyendo su capacidad de mantener la vida. 

En gran escala, la lluvia acida en conjunto de los demás tipos de contaminación, son ingredientes que dan cuenta de la destrucción gradual del único planeta con el que contamos para mantener la vida, y sabemos que mantener la vida no es sólo mantenerse creando vida, sino sosteniéndola: alimentando, hidratando, albergando todo ser vivo. 

Ahora, si pasamos a discutir cómo se puede evidenciar en primer nivel los efectos que tiene la lluvia acida sobre los humanos podemos hablar de problemas de salud en nuestra piel, nuestros ojos, nuestro cabello e incluso, en nuestro sistema respiratorio. La piel siendo el órgano que más exponemos al mundo, en caso de enfrentarse a la lluvia acida no debemos dudar que causará efectos a largo plazo, e incluso, antes dependiendo los niveles de ácido que contenga el agua a la que nos exponemos.

Recordemos que la acidificación del cuerpo humano trae graves consecuencias para su metabolismo, incluyendo también el aumento de presencia de metales pesados en la sangre. La lluvia acida puede afectar incluso los abastecimientos de agua potable y la producción de alimentos, si esto llega a ocurrir estaríamos en grave peligro.

¿Necesitas ayuda?

Agrega tu teléfono aquí y te contactaremos en brevedad

Icono de soporte para personas que necesitan ayuda en la tienda
× ¿Cómo puedo ayudarte?