¿Cómo hacer agua saborizada casera y natural?

como preparar agua saborizada

Dentro de todas las formas en que podemos beber el agua, en la actualidad se han popularizado excelentes recetas de cómo preparar agua saborizada natural en nuestros hogares. 

Mantener una hidratación adecuada es fundamental para el cuidado de nuestra salud; sin embargo, en algunos casos puede ser un problema beber agua natural. Es por eso, que hemos traído una lista de recetas de cómo hacer agua saborizada casera y natural

Puede que solo hayan pensado en niños que les cuesta beber el agua, ya sea porque sienten un sabor extraño o porque carece de sabor, no logran acostumbrarse a tomar el agua natural A eso podemos agregar que, en algunos casos, el agua de la canilla requiere de un proceso de filtración con un buen purificador de agua para asegurarnos que no tenga ningún sabor extraño. 

Por todo esto puede que nos encontramos en una posición que nos obliga a preguntarnos cómo podemos hacer que nuestros hijos e hijas, e incluso nosotros mismos, tomemos el agua que debemos beber diariamente para cuidar de nuestra salud. 

No olvidemos que tenemos que beber dos litros diarios aproximadamente, según nuestro peso, edad y sexo. Si no logramos acostumbrarnos, puede que sea necesario buscar alternativas para hidratarnos correctamente y es innegable que el agua saborizada es una de las mejores herramientas.  

¿Cómo preparar agua saborizada?

Pues bien, si aún luego de purificar el agua potable que llega a nuestros hogares notamos que tiene un sabor extraño, sea a cloro o algo más, e incluso si después de purificar simplemente no nos gusta el sabor, es hora que pensemos en qué alternativas podemos tener para saborizar nuestra agua de forma casera. 

Existe una amplia variedad de opciones para preparar agua saborizada, podemos recurrir a frutas frescas o deshidratadas, hojas de distintos tés o hierbas, incluso podemos recurrir a vegetales. Eso sí, lo más importante será que el agua que utilicemos en estas recetas sea de la mejor calidad posible, libre de sabor a cloro, sarro y óxido. 

Para eso podemos aprovechar un filtro purificador que logre eliminar la presencia tanto de bacterias como de minerales o químicos que puedan quedar en el agua potable luego de viajar por todas las tuberías. 

Ahora veamos algunas combinaciones que no solo te permitirán beber agua sin problema, sino que pueden ser una gran ayuda para este verano. 

Un clásico: la limonada

Este es un clásico que siempre ha sido una alternativa a las horas de almuerzos, salidas a cenar, e incluso momentos en los que uno no se siente muy bien. El agua con limón es una alternativa para hacer agua saborizada, ligera y refrescante.

Simple de hacer, ya sea tomando un simple vaso con agua, agregando el jugo de un cuarto de limón o menos, incluso unas rodajas si lo preferís. Puede agregarse edulcorante o un poco de azúcar en caso de querer evitar el ácido. 

En algunos casos se puede sumar hojas de hierbabuena, un poco de jengibre o rodajas de pepino para darle un toque más refrescante. 

agua saborizada limonada

Un refrescante alternativo: pepino, menta y jengibre 

Puedes tomar unas rodajas de pepino, luego de pelarlo, unas hojas de menta que deberás sacudir y golpear levemente para que suelte su aroma y sabor, y si quieres unas dos rodajas de jengibre para darle un poco de picante. Lo pones en una jarra de agua. Si deseas a tu gusto puedes agregar un endulzante natural o artificial. 

pepino menta y jengibre

¡Fresas, coco y dulce!

Corta las fresas en rodajas y ponlas en una jarra con algo de estevia o azúcar, luego pon en la jarra agua de coco para que se mezcle con el dulzor de las fresas. Tienes aquí una bebida dulce y ligera para evitar los postres. 

El dulce no es fundamental, más si las fresas están en su punto de maduración. Pero, si las encuentras un poco ácidas, una pizca de dulce podría crear la mejor versión de esta agua saborizada.

agua saborizada frutillas y coco

Manzana y canela

Usa dos manzanas y un litro de agua, pones en la jarra de agua y dejas reposar en la heladera por dos horas para que se mezclen los sabores. Para servir agregamos las ramas de canela para darle otro toque. 

agua saborizada manzana y canela

Agua saborizada con cítricos

Mezclar cítricos es otra forma de ir más allá a la hora de saborizar el agua, puedes mezclar el jugo de lima o limón, dos naranjas, dos pomelos con un litro de agua. Incluso si tienes puedes agregar rodajas de frutas. Se puede sumar el jugo de una mandarina también, en vez del pomelo. 

Las cantidades pueden variar según el gusto de cada persona, pero al menos una cantidad considerable a una taza de jugo de cada uno o medio en caso del limón.  

agua saborizada de citricos

Sabor a Ananá nivel 1 y 2

Puedes tomar rodajas de ananá, una naranja cortada y ramitas de romero, dejar reposar en una jarra con un litro de agua, mínimo de dos horas para que se impregne el sabor. 

También se puede hervir el centro del ananá y cáscara hasta punto de ebullición, mezclar con azúcar morena o estevia y canela. Dejar enfriar. 

agua saborizada de anana

Las infusiones: un mundo herbal

Para esto vamos a usar como base nuestra agua debidamente filtrada con ayuda de un purificador, en caso de querer usar otro tipo de agua puede usar agua mineral o con gas. 

Vamos a realizar una infusión de té o hierbas de gusto personal, puede ser té verde, negro, o mezclas de hierbas como manzanilla, cedrón, melisa, canela y más. Dependiendo el tipo de té o hierba se puede realizar porciones por taza o por litro.

Se recomienda usar aproximadamente 30 gramos por litro, al llegar al punto de ebullición se recomienda apagar el agua y poner las hierbas o el té para evitar que se queme y pueda soltar su sabor, dejar enfriar y poner en la heladera para tener una bebida casera y natural. 

te helado

Flores de Jamaica  

Llevar a hervir un litro de agua purificada junto a las flores de hibiscus, también llamadas flores de Jamaica, puedes agregar estevia o miel para endulzar a gusto personal, luego dejar enfriar y reposar en la heladera. Recuerda usar 30 gramos de flores por un litro de agua, esto aproximadamente te dará cuatro vasos de agua saborizada. 

flores de jamaica

Arándanos también sirven 

Si tienes arándanos y no sabes bien qué hacer con ellos, puedes usarlos para saborizar el agua también, por porción vas a usar seis arándanos y una cucharada de cedrón. Para empezar, vas a poner el cedrón en un vaso de agua hervida, cuando se enfríe puedes sumar los arándanos y puedes sumar también gajos de limón si deseas. 

agua saborizada arandanos

Cómo preparar agua saborizada de sandía 

Quien diría que un poco de sandía sin cáscara y pepas, aproximadamente 500 gramos, 30 centímetros cúbicos de jugo de limón, más medio litro o un poco más y 600 mililitros de agua filtrada pueden darte una excelente agua saborizada, fresca y dulce. Incluso, si agregas menta o romero, puedes darte el rico gusto en un día de verano. 

agua saborizada de sandia

Un toque de zanahoria

Si tienes zanahoria, puedes también usarla para saborizar tu agua de manera natural. Puedes usar tres zanahorias, diez hojas de hierbabuena, tres limas o un limón y un litro de agua, azúcar al gusto. 

Debes licuar las zanahorias con los demás ingredientes por lo menos dos minutos, considerando que cuentes con una muy buena licuadora. Otra forma de usar la zanahoria es rayarla y después mezclarla con lo demás en el proceso de licuado. También funciona con el jugo de dos naranjas.

agua saborizada de zanahoria

¡Muy bien! Hemos llegado al final y esperamos que estas recetas te ayuden a refrescarte. También puedes probar tus propias combinaciones e inventar tus versiones de las diferentes aguas saborizadas. Gracias por leer, ¡hasta la próxima!

¿Necesitas ayuda?

Agrega tu teléfono aquí y te contactaremos en brevedad

Icono de soporte para personas que necesitan ayuda en la tienda
× ¿Cómo puedo ayudarte?